jueves, septiembre 29, 2005

Un detalle es otra historia

Los detalles. Esos grandes olvidados. No creo que existan muchas cosas tan importantes como los detalles. A veces, hay quien cae en el terrible error de creer que no importan, que con las cosas básicas, las tradicionales es suficiente. No lo es, nunca lo es. Porque esos detalles, que pasan a menudo sin pena ni gloria, son los que sostienen las mejores cosas. Así sucede en la moda, los complementos más sencillos son a veces los que marcan tendencia, los que hacen que un look abandone la mediocridad y se convierta en exclusivo. Es lo que tienen esas chicas que se pongan lo que se pongan, llaman la atención. Porque saben que un detalle, en ocasiones, es más valioso que las grandes marcas o las grandilocuentes demostraciones de estilo.

3 Comments:

Anonymous Myriam said...

Coincido contigo. Los detalles marcan las diferencias. Y no sólo eso, también nos definen. Cuando todas llevamos la misma camiseta Mango, Zara, Bersha, etc, lo que nos hace únicas es cómo las complementamos...
Completamente de acuerdo: una necesita detalles para sentirse especial.
Y lanzo una pregunta: ¿estamos hablando sólo de moda?
Petonets!

4:24 p. m.  
Blogger Pau28 said...

Pero si es que no se puede ser más pesquis!!!!

4:25 p. m.  
Blogger olga 1976 said...

Es genial leerte, Pauli. Otra verdad como un puño, los detalles hacen la diferencia.

6:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home