lunes, septiembre 26, 2005

Esperar...y obtener

La vida se puede comparar con todo. Las cosas que nos pasan, siempre tienen un símil en algo que a simple vista parece opuesto, o absurdamente no relacionado. Pero estamos cansados de asemejar circunstancias que ocurren con naturaleza, con películas, con música, con comida...Así pues, por qué no comparar tu vida con la moda.
Por ejemplo, por qué no pensar que muchas desilusiones con la moda vienen por lo que esperamos de ella? Por qué creer que la moda puede llenar un hueco en nuestra vida que lo solucione todo? Por qué es tan fácil perder el apego a una prenda si está a nuestro lado en una mala etapa de nuestra vida? Ya ves, igual que con las personas, una cree que conoce a quien le acompaña, pero en realidad sólo conoce lo que una espera de esa persona. Y cuando no cumple las expectativas, duele y se le rechaza. Lo peor de esto es que la moda es inerte, una camisa no puede cambiar de forma o color para alegrarnos, pero las personas si pueden girar y tratar de hacerte feliz. Y sin embargo, como en todo, cuando las decisiones dependen del poder de elegir, casi siempre se elige mal. Y se hace daño.

Por suerte la moda no puede elegir, ni tú puedes esperar que una prenda sea diferente cada día en tu armario según tu humor y estado anímico. Es lo que hay y punto. Te adaptas o te quedas desnuda. Pero con las personas si que esperas que te conozcan, que sepan cuándo deben callar y cuando dejarte su hombro para llorar. Por tanto nunca piensas 'es lo que hay y punto' siempre queremos que cumplan la expectativa. Prefieres ir desnuda de sentimientos a aceptar a una persona que no es capaz de hacerse flexible una temporada para adaptarse a la 'forma' de tu ánimo. Y eso duele.
Por eso la moda nos hace soñar, porque una vez en el armario, ya nunca nos falla. Más bien le fallamos nosotros a ella.




7 Comments:

Blogger isine said...

Uf, qué duro, Pau.

Supongo que lo has escrito por y para ti, pero permíteme que ahora me sienta un poco partícipe de tus ideas.

Un abrazo.

2:04 p. m.  
Blogger Pau28 said...

Hola princesa,

Te lo permito porque siento que nos encontramos en un momento muy semejante (con sus diferencias) y aver si entre las dos, podemos salir adelante!! ya sabes..'..errr jamón'

Un abrazote, mi niña

2:54 p. m.  
Blogger Elvis said...

Y mientras el sector masculino tocando la fibra sensible.
Gracias por el look masculino.

4:08 p. m.  
Anonymous angeladini said...

Yo creo que la moda es la mayor estafa.
Nos dicen como debemos vestir, y solo lo hacen para llenarse los bolsillos. Parece que lo hacen por nosotros pero no. Yo tengo prendas que compro en tiendas de segunda mano que son a las que más he querido, cosas, de las que otras se han desprendido, por que el dictado de las grandes firmas les ha dicho que ya no se lleva. Pues yo lo llevo por ellas.
Tiendas que cuanto más cuesta la prenda más barata es la mano de obra, y nosotros, pensando solo en nuestro ombligo dejamos que esas corporaciones nos engañen con una calidad inexistente.
La moda es un engaño, de los mayores engaños, nos dicen que debemos ser o a quien debemos parecernos sin dejar que seamos nostros mismos.

7:17 p. m.  
Anonymous angeladini said...

Siento diferir con tu opinión

7:19 p. m.  
Blogger Pau28 said...

No lo sientas! me gusta que la gente difiera en mi opinión, pero yo no hablo de moda exclusiva, todo es moda, lo de primera y lo de segunda mano, moda no es lo que nos marcan, moda es lo que uno quiere seguir de acuerdo a su personalidad. La moda en sí no es una estafa, sí lo es la gente que intenta imponer, hacer creer que sólo existe una manera de llevar las prendas. En nuestra mano está el evitar que nos engañen. pero ten en cuenta que sin primeras creaciones, no habría ropa de segunda mano. estoy en contra de la explotación, y de los abusivos precios, pero sí estoy de acuerdo con que la creación también es una manera personal de expresarse. y la moda forma parte de ese juego.
Un saludo, angeladini!! ;o)

9:12 a. m.  
Anonymous angeladini said...

El problema es que las grandes firmas nos venden la ropa como si fueran sentimientos o personalidades. Si nos ponemos determinado tipo de ropa seremos tal o cual. La moda es en si un tipo de arte, válido como cualquier otro, pero el problema es cuando llegamos a la superproducción que no es necesaria, y como no se necesita tanto hacen que nuestro ánimo la necesite, nuestra sociedad pide más de eso que no necesita. Claro que todo es moda, pero todo debe tener un límite medianamente sostenible.
Saludos. :)

12:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home