jueves, marzo 31, 2005

Ese bucle infinito



Toda prenda que llega a nuestro armario tiene un PROCESO:

1.- Vemos la prenda en la tienda. FLECHAZO instantáneo

2.- Nos la imaginamos combinada con algo que ya tenemos en el armario. NECESIDAD imperiosa de posesión

3.- Nos la llevamos. Primera puesta. SUBIDÓN indescriptible. Soy la más estilosa.

4.- Toda prenda necesita un complemento. DESEO irrefrenable de ponerse ese look una y otra vez.

5.- Tras varias puestas. ¡DANGER!. Esa prenda que tanto nos gustaba, un día y sin saber por qué, nos sienta fatal, nos vemos horribles. Nos entran las dudas de por qué la compramos. SÍNDROME de caducidad de la ropa. Nos hemos cansado de ella.

6.- Superada esa fase, nos congraciamos con la prenda, aunque ya no es lo mismo. Nos la ponemos casi siempre con lo mismo, vamos sobre seguro. BUCLE infinito de la moda. Ya es una prenda más. Nada destacable del armario.

3 Comments:

Blogger nadine said...

Jeje eso me pasa un montón... de ser una prenda fantástica se convierte en "¿¿¿¿por qué compré ESTO????" :)

2:00 p. m.  
Blogger isine said...

Síndrome de caducidad de la ropa... mmmmm... sobre todo entre invierno-primavera o entre verano-otoño. Qué horror, ahora mismo creo tengo el armario entero CADUCADO!!!

Un besazo guapa!

11:35 a. m.  
Blogger Pau28 said...

Jajaja....Si es que somos todas iguales...Menos mal que siempre están los cumpleaños y demás eventos para renovar vestuario, no??
Besotes mil!!

1:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home